Una instalación de autoconsumo de Alicante, candidata en Alemania al prestigioso premio de tecnología KNX

Raúl Ñíguez, apenas treinta años, es el fundador de Hiponoo, una pequeña empresa levantina que llamó la atención de Energías Renovables (ER) hace ya más de un año, cuando fue premiada (en la categoría Domótica) por la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de España (Fenie). ¿Motivo del premio? Las mil y una soluciones (de ahorro, eficiencia, domóticas) que Hiponoo había implementado (siguiendo el patrón KNX) en una vivienda de lujo de Alicante en la que la estrella (o una de ellas) es una instalación de autoconsumo solar fotovoltaico. Ahora, esa vivienda (e Hiponoo) están en la parrilla de salida de otro premio, el que da la asociación mundial KNX.

noticia 26 febrero 2016

El próximo 15 de marzo, la Asociación KNX entregará los premios homónimos (edición 11ª) en una ceremonia que tendrá lugar en Frankfurt. Los premios reconocen los proyectos KNX más vanguardistas en materia de control de instalaciones domésticas y de edificios. En esta ocasión, y por segunda vez, el público puede ser parte del proceso de votación (People’s Choice Award). Y la empresa española Hiponoo es una de las cinco candidatas aspirantes a ese galardón en la categoría de Eficiencia Energética (se presentaron 47 proyectos e Hiponoo es la única firma española que compite). Ñíguez ha denominado su proyecto “Smart Green Home“.

ER repasa en exclusiva las principales virtudes de una vivienda muy singular

A saber: vivienda de lujo de 2.800 metros cuadrados, con una superficie ajardinada a su alrededor de otros 4.500 metros. Dos piscinas: una, al aire libre; la otra, en la primera planta de la casa (la casa cuenta asimismo con jacuzzi y sauna). Un pozo de agua de 150 metros de profundidad, en el que trabaja una bomba que ha de alimentar dos aljibes de 2.000 litros cada uno. Y un sistema de riego, claro, en el jardín. En la fotografía, puede observarse la cubierta fotovoltaica sobre la sala de máquinas, y, al fondo, la vivienda.

Autoconsumo

Pues bien, en esa residencia, enclavada en una de las zonas más exclusivas de la costa mediterránea, Hiponoo ha ideado toda una panoplia de soluciones domóticas. ¿Objetivo? Gestionar inteligentemente la electricidad renovable que genera la instalación fotovoltaica de diez kilovatios (10 kW) que esta joven empresa alicantina ha diseñado, instalación de autoconsumo en cuya puesta en marcha ha colaborado Electricidad Navarro y que resulta tan singular –tan extraordinaria- como la propiedad a la que abastece de electricidad. Para que nos hagamos una idea, solo un apunte: los propietarios del inmueble -Ñíguez prefiere no identificar el municipio en el que se encuentra- gastaban antes entre mil y dos mil euros mensuales de electricidad.

El sistema FV ha sido dimensionado -explica el gerente de Hiponoo- “para satisfacer todas las necesidades energéticas de la vivienda, todas”. La instalación consta, así, de 40 módulos Axitec Solar 250 policristalinos (que han sido dispuestos sobre una estructura de entre 4,5 y 5 metros de altura erigida ex profeso), tres inversores SMA Sunny Island 8.0h (el cliente tiene intención de ampliar la instalación), un grupo de baterías (BAE 6PVV) con el que “podemos llegar perfectamente en potencia nominal hasta los 22 kilovatios”, una serie de cargadores de red (que sirven para sacar electricidad de la red y cargar con ella, cuando es necesario, las baterías) y 5.700 kW de potencia contratada, “porque a los propietarios, la compañía no les da más”. El caso es que, con todos esos elementos, hemos conseguido rebajar la factura eléctrica -explica Ñíguez- un 90%.

Ahorro

Los secretos de tanto ahorro son muchos: “si el sol no logra cargar totalmente las baterías, si esto no ocurre durante quince días –nos cuenta Ñíguez-, hacemos una carga completa nosotros con la red, para que estas, en caso de necesidad, funcionen perfectamente; el coste de la carga es de entre seis y siete euros”. Los cargadores de red ocupan en esta vivienda así el lugar que en otras ocupa el correspondiente grupo electrógeno. Eso sí: son más cómodos, seguros, limpios, versátiles y baratos (y no es una simple enumeración de adjetivos).

Por otro lado –continúa Ñíguez-, “si toda la instalación FV fallase en un momento dado, la iluminación y los electrodomésticos de primer nivel se quedarían interconectados a la red de forma aislada a todo el sistema solar”. Las soluciones domóticas son mil: “el sistema solar da prioridad a la vivienda y no a las bombas de calor” (las dos piscinas son climatizadas). También tiene prioridad la vivienda sobre la bomba del pozo (4,6 kilovatios). En la residencia hay 220 zonas de alarma: sondas de humo, de inundación, detectores de presencia… Y todo puede ser manejado, por supuesto, por control remoto. En fin, un autoconsumo… de premio.

A continuación, “Resumen del Proyecto” que ha presentado Ñíguez al premio (reproducimos literalmente)
«Vivienda de lujo dotada con sistemas SmartMetering, SmartGrid, gestión de energía y sistema solar con almacenamiento asistido. Todos los sistemas son gestionados desde un BMS (Building Management System) KNX. Debido a las dimensiones de la vivienda (2.800 metros cuadrados habitables y 4.500 de jardín), se hacía imprescindible la instalación de sistemas de mejora de la eficiencia energética. A lo anterior hay que añadir que, por problemas técnicos (falta de capacidad de la red), la máxima potencia suministrable era de 5,75 kW en monofásica, mientras que la vivienda tiene picos de consumo de 18 kW en trifásica. Por cambios en la red eléctrica se reduce el suministro de 22 kW en trifásica a 5,75 kW en monofásica. Como los equipos de gran consumo son trifásicos (ascensor, clima, bombas…), debemos crear una red trifásica. A esta red la dotamos con tres plantas de generación fotovoltaica (una por fase) para abastecer todas las necesidades, manteniendo la red eléctrica como respaldo. Con todo lo anterior obtenemos un control unificado y un 90% de ahorro. ¿Amortización? Seis años».

Fuente: http://www.energias-renovables.com/articulo/una-instalacion-de-autoconsumo-de-alicante-candidata-20160223